LOS HIJOS DE MARTINEZ DE HOZ.

Las personas mueren, las ideas y los proyectos no.

Las personas morimos, es una ley natural, las ideas y los proyectos sin embargo pueden perdurar en el tiempo y si hablamos de política económica aún más.

Hagamos un poco de historia. Cuando se produce el golpe cívico-militar, el 24 de Marzo de 1976, Martínez de Hoz integraba el Consejo Asesor del Chase Manhattan Bank, de la familia Rockefeller. Martínez de Hoz desarrolla el proyecto económico para la junta militar con órdenes de EEUU, las trasnacionales y los grandes bancos privados, fundamentalmente de la familia Rothschild y Rockefeller.

PRIMERA MEDIDA DE PÉRDIDA DE SOBERANÍA  QUE TOMA EL GOBIERNO DE FACTO EN LO JURÍDICO.

El 6 de Mayo de 1976, a un mes y diez días   de tomar el poder ilegítimamente el gobierno de facto,  modificó el artículo 1 del Código de Procedimiento Civil y Comercial de la Nación, mediante la Ley 21.305, mediante  el cual se autorizaba al Estado o a las empresas públicas a realizar prórroga de jurisdicción en los contratos, esto implicaba que en el contrato se estipulaba que el tribunal que iba a entender en la cusa si surgía diferencia iba a ser un tribunal extranjero. Aquí comienza a legitimarse desde lo jurídico la pérdida de soberanía de nuestra querida Nación. Esta modificación sigue hasta nuestros días, ningún gobierno democrático la modificó, con lo cual todos han aceptado la pérdida de soberanía que pesa sobre nuestra Nación. Esta modificación del artículo 1 del Código de Procedimiento Civil Y comercial fue la forma de iniciar una política económica nefasta para la Nación. La deuda se multiplicó por 6, pasó de 7.800 millones  de dólares en Marzo de 1976 a 45.000 millones de dólares en 1983. En el período de 1976 a 1983. La deuda era tomada por las empresas públicas, cuando los dólares ingresaban a la Argentina se depositaban en el Banco Central y a las empresas se les daba el equivalente en pesos, aunque esto solo era en la teoría, ya que a las empresas no se les daba nada del préstamo que se obtenía. El caso más emblemático es el de YPF, que al finalizar el gobierno de facto se había endeudado en 6.000 millones de dólares, de todos esos dólares no vio uno solo. La deuda que se tomaba servía para mantener la ficción de las reservas del Banco Central y la otra parte se destinaba para el consumo interno y así sostener una economía real famélica.

Lo que se estaba llevando a cabo era crear grandes deudas de las empresas públicas, fundamentalmente de las empresas hidrocarburíferas, de servicios y de transporte. El plan era preparar el terreno para que esas empresas estuvieran agobiadas por la deuda, que el servicio fuera deficiente y así abrirle la puerta a la privatización de las mismas; que finalmente se concretó en la década del 90. La otra pata de la Nación era su industria liviana y mediana en menor medida, que también debía ser destruida, esto se concretó mediante la apertura indiscriminada de las importaciones de productos con valor agregado y a su vez elevando el costo de producción para las empresas nacionales, la consecuencia de esto fue que las grandes trasnacionales terminaron comprando las empresas nacionales si les convenía.

LOS HIJOS DE MARTINEZ DE HOZ.

Pasaron un poco más  de 42 años de aquel golpe cívico-militar y un poco más de 5 años de la muerte de Martínez de Hoz. Sin embargo sus hijos están continuando la ejecución de sus ideas y proyectos, que llevan a la entrega total de nuestra querida Nación.

Comencemos.

  1. Endeudamiento de la Nación Argentina según informe oficial, de los hijos de Martínez de Hoz: 89.270 millones entre  2016 y 2017, total de la deuda a Diciembre de 2017: 320.935 millones de dólares. Al finalizar el gobierno de Cambiemos (los hijos de Martínez de Hoz) la deuda puede llegar a los 400.000 millones de dólares.

  2. Apertura indiscriminada de las importaciones de productos con valor agregado, elevado costo de producción de las empresas de capital nacional, como consecuencia de las altas cargas de tributos, aumento exorbitante de las tarifas de servicios energéticos.

  3. Entrega vil de nuestros Bienes Comunes Naturales, fundamentalmente  hidrocarburos, el litio y otros minerales.

  4. Permiso para la instalación de bases para operaciones militares o mi-militares en territorio argentino.

  5. Persecución de los que reclaman cuando sus derechos son violados, que es todo el tiempo, basta leer el artículo 14 bis de la Constitución Nacional.

  6. Modificación de la estructura jurídica en o penal, primero se reprime luego se pregunta, todos somos culpables hasta que demostremos que somos inocentes. Aplicar la doctrina Chocobar, castigar por hechos que se podría llegar a cometer.

  7. Quitar a los jubilados parte de sus ingresos para pagar intereses de la deuda.

  8. Proyecto de precarización laboral, que entre otras cosas plantea quitar derechos adquiridos a los asalariados, como ser la disminución de las indemnizaciones.

  9. Atacar la educación pública para crear cada vez más desigualdad social

  10. Ataque a los gremios para que los asalariados no se organicen.

 

  1. Ataque a la salud pública, el que puede pagar que se pase al sector privado, como las prepagas, los que no, que se joda.

  2. Eliminar tributos a los grandes expoliadores de las riquezas naturales como la minería metalífera.

Mentirle descaradamente al pueblo con argucias bien planteadas, acompañadas por los medios corporativos.

Todas estas son las grandes herencias que estamos recibiendo de los diferentes gobiernos que hemos tenido desde 1983. Que dependiendo del gobierno de turno, pueden ser más profundos o más superficiales, la realidad es que la gran estructura de dominación por el poder foráneo se viene manteniendo por décadas en nuestra Nación.

Ahora bien, como en la actualidad, las empresas de servicios públicos ya son privadas, el transporte en gran parte es automotor, que siempre fue el objetivo de las grandes compañías de hidrocarburos, Las Pymes están fundidas, lo que queda a cambio de realizar estas políticas económicas son los recursos naturales, Fundamentalmente el Litio y el agua dulce. Entonces vamos hacia una declaración de cesación de pagos de la deuda y una futura reestructuración de la misma y a cambio vamos a perder más soberanía, las trasnacionales se van a seguir apoderando de nuestras riquezas y los bancos van a ser los grandes ganadores como ocurre cada vez que se reestructura la DEUDA. Como pude verse los grandes ganadores van a ser los mismos de siempre, es decir los bancos, las trasnacionales y los países centrales y el gran perdedor el PUEBLO ARGENTINO. La deuda ahora es impagable y si se reestructura también va a ser impagable. Las reestructuraciones de las deudas solo sirven para seguir profundizando la dependencia económica de la Argentina del poder foráneo y que puedan seguir expoliando las riquezas qué aún tenemos.

Socialmente la consecuencia va a ser que la clase media-alta va a descender a clase media, la clase media va a descender a pobre, el pobre va a descender a ser indigente y el indigente se va a joder, o sea sea a morir literalmente.

YA LO DIJO EL FMI EN 2007 “LOS PAISES DEUDORES DEBEN IR PENSANDO EN CANJEAR DEUDA POR TERIITORIO”

COMPATRIOTAS, ESTAMOS EN MANOS DE LOS HIJOS DE MARTINEZ DE HOZ.

08/06/2018.

Felix B. Fleitas- Emancipación Sur.