FMI y otros… SOCORRO!!!



Juan Albaytero. (Dirigente Emancipación Sur)

… prestarás a muchas naciones y de nadie pedirás prestado, dominarás sobre muchas naciones y ninguna tendrá dominio sobre ti. Deuteronomio 15, 6

FMI  y otros… SOCORRO!!!

Se sumarán desembolsos del Banco Mundial, el BID y la Corporación Andina para gasto social y obra pública… -diario Clarín. 3/06/18-.

Así subtitula Clarín lo que muchos creerán que es una solución al problema cambiario en nuestro país, anunciando préstamos por usd 30.000 millones.

Antes detalla las imposiciones a que se obliga a la Argentina que, como imposiciones que se precien, serán de cumplimiento previo a que se desembolsen los fondos. Sin dejar de tener presente que todo esto es muy probable que sea la zanahoria adelante del caballo.

Más allá de esta previa consideración pretendo poner el acento en un costado,  por cada dólar que se toma en deuda, el Banco Central debe emitir pesos agravando la situación de crisis cambiaria que, en mi opinión, no está superada.

Sobre el anuncio se pueden hacer algunas preguntas:

Ø Si las mal llamadas “reservas” suman alrededor de usd 50.100 millones, según Balance semanal al 31/05/18, la primer pregunta es ¿cuál es la razón del apuro casi desesperado por la asistencia del FMI? A esta pregunta sencilla, que cualquiera debería hacerse, cabe una respuesta sencilla. Esta respuesta es, porque nos mintieron, nos mintieron ayer y nos mienten hoy. Las supuestas reservas están afectadas por distintos conceptos que, de detraerse del referido monto, con seguridad el monto de “libre disponibilidad”, de sincerarse la cuestión, no llegan a los usd 20.000 millones. Ante la corrida contra el peso, proveniente de los fondos especulativos, el “poder de fuego” del Banco Central, que tanto cacareaban desde los medios de comunicación, no eran, son más que fuegos artificiales. Allí radica la urgencia por ir “rajando” a arrodillarse ante el FMI. Las siguientes cuestiones dejarán abiertos interrogantes derivados de esta nueva claudicación.

Ø Respecto a los dólares del FMI, ¿cuál será su destino? En principio se nos dirá que aumentan las “reservas”, pero ¿cuál será el real destino? Esos dólares, serán como el “blindaje” del año 2.000. Entrarán a la Caja del Central, pero rápidamente se canalizarán a que las grandes empresas puedan girar a sus casas matrices utilidades, regalías y demás yerbas; para que los fondos especulativos que hicieron su negocio usurario con las LEBACS, conviertan sus ganancias a moneda dura; para que los socios del poder, sigan “invirtiendo” en los múltiples paraísos que el sistema financiero tiene desparramados por todo el mundo.

Ø Respecto de los dólares del Banco Mundial, del BID y de la Corporación Andina, los recibirá el Tesoro Nacional y los liquidará al Banco Central y este le dará pesos. La primera pregunta es ¿de dónde salen esos pesos? La respuesta es sencilla, de la emisión monetaria. El Banco Central no tiene pesos legítimos para comprar dólares, cada compra que hace significa que por cada dólar que compra debe emitir, a la cotización actual $ 25.  Esa emisión incrementa la base monetaria –en lenguaje sencillo los pesos que hay en la calle-, como esto no puede ser así nomás, se entra en el proceso de las LEBACS, y vuelta a comenzar la ronda, como un perro que se muerde la cola constantemente. No es difícil adivinar que la realidad actual del Banco Central se repetirá en un futuro no muy lejano. Bastante parecido a lo que pasó en los años 2000 y 2001. La segunda pregunta, es ¿por qué, para gastos que se realizan en moneda nacional, nos endeudamos en dólares? Esto habría que preguntarlo cada vez que una provincia se endeuda, sobre todo teniendo en cuenta el exceso de liquidez monetaria, que después hay que esterilizar constantemente. A una pregunta sencilla, una respuesta sencilla. Este proceso, que califico de maldito, es para que el banco Central tenga los dólares suficientes para el mismo destino que señalé en el punto anterior, pago de deuda, utilidades, royalties, …

En los procesos descriptos en los tres párrafos, el final del camino es el siguiente: si se desembolsan los usd 30.000 millones o quizás más, estos irán a incrementar la Deuda Externa. Los dólares que  entraron al Banco Central se habrán esfumado y los argentinos tendremos un mayor gasto fiscal, que incrementará el déficit obligando a reducir los gastos primarios. Otra vuelta de noria más.

Por último y en tren de hacer preguntas, ¿cómo un país que no tiene capacidad para pagar, ni siquiera los servicios de la deuda antigua, deuda ilegítima, ilegal, inicua e impagable, puede seguir endeudándose? Y aquí está el meollo, en mi opinión, de la situación financiera. Todos los actores tratan la cuestión como una cuestión de iliquidez, cuando la única verdad, es que el problema de la Argentina, como así también de todos los países endeudados, la cuestión no es de iliquidez, es de insolvencia.

Mientras no se trate así la cuestión, no habrá solución. Dentro  del sistema de la deuda no hay salida.

Juan Aníbal Albaytero

Emancipación Sur

 

Nota: Se ha dejado trascender que los dólares que se reciban no se liquidarán en el Banco Central, sino que será el Banco Nación quién los reciba en depósito del Tesoro Nacional, pregunto solamente, cuándo el Tesoro Nacional deba pagar sus gastos en pesos y el Tesoro Nacional deba recurrir a esos dólares ¿A dónde se liquidarán esos dólares? La respuesta primera y última es en el Banco Central. Pura cosmética.